Pasar al contenido principal

El IRB Barcelona lidera una unidad de proteómica biomédica, para avanzar hacia la medicina personalizada

17 Nov 20

Images

Participantes

Contact

Imagen
Press and Communications Officer
Tel.+34 93 40 37255

El Instituto de Investigación Biomédica, junto con el Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, la Fundación San Joan de Déu, el Vall d’Hebron Instituto de Oncología y la Universidad de Barcelona, recibe el apoyo de FEDER para la adquisición de tecnología puntera en el campo de la proteómica.

La proteómica es el estudio a gran escala del proteoma, es decir, del conjunto de las proteínas de un organismo. Sirve para identificar, cuantificar y estudiar la estructura de las proteínas y sus redes de interacción celulares. Tanto en la salud como en la enfermedad, las proteínas son las moléculas encargadas de efectuar las acciones que dictaminan los genes, con las posibles alteraciones que éstos puedan tener. Las proteínas son, por tanto, las últimas responsables del buen o mal funcionamiento de cualquier proceso celular y son una herramienta de estudio clave y una diana terapéutica evidente.

La plataforma científica de Espectrometría de Masas y Proteómica del IRB Barcelona, ​​que lidera Marta Vilaseca y está formada por un equipo investigador con una larga experiencia y especialización en el campo, ha recibido financiación de la Generalitat de Cataluña, mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), para adquirir, junto con el Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC), el Institut de Recerca Sant Joan de Déu (IRSJD), el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y la Universidad de Barcelona (UB), tecnología de nueva generación para el análisis de proteínas.

 

El equipo de la plataforma científica de Espectrometría de Masas y Proteómica del IRB Barcelona.
De derecha a izquierda: Marta Vilaseca, Antonio Lorenzo, Ester Sánchez-Jiménez, Marina Gay, Mar Vilanova, Mireia Díaz-Lobo, GianLuca Arauz-Garofalo y Laura Villarreal.

"La nueva instrumentación nos permitirá profundizar en el análisis del proteoma humano, dar aún más detalles sobre las proteínas, trabajar con muestras más numerosas y complejas, y de manera más rápida" explica Vilaseca.

Los fondos FEDER, otorgados por la Secretaría de Universidades e Investigación del Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña, tienen como objetivo dotar a la comunidad científica de equipamientos y plataformas que potencien la excelencia científica y tecnológica. El proyecto tiene un coste de 1.039.000€, de los cuales los fondos FEDER asumen el 50%, y el 50% restante lo aportan las entidades participantes. Parte de la inversión que realiza el IRB Barcelona está sufragada por un legado que recibió el Instituto en 2018, destinado a apoyar la investigación del cáncer y la metástasis

 

Hacia la medicina personalizada

El estudio cuantitativo del proteoma es clave en la búsqueda de biomarcadores para el diagnóstico o pronóstico de las enfermedades. "La proteómica aplicada a la investigación traslacional, como la que hacemos en el IRB Barcelona, permite estudiar diferencias a nivel de proteínas entre pacientes con patologías y personas sanas, teniendo un potencial médico muy importante", afirma Francesc Posas, director del Instituto. "Por eso, este nuevo equipo es, para nosotros, una apuesta estratégica", añade.

En los últimos meses, por ejemplo, en la plataforma de Espectrometría de Masas y Proteómica han estado trabajando con muestras de plasma de pacientes con COVID-19, en un proyecto colaborativo dirigido por el Dr. Joan Calvet del Hospital Parc Taulí, y la unidad de Bioestadística y Bioinformática del IRB Barcelona, para estudiar el proteoma y tratar de extraer qué es lo que determina si un paciente presentará una evolución favorable o si, por el contrario, desarrollará complicaciones.

El análisis de las proteínas también puede servir para conocer, en el caso del cáncer, qué mecanismos utilizan las células tumorales para migrar y colonizar otros órganos, causando la metástasis o para ayudar en el desarrollo de inmunoterapias dirigidas. En la medicina, la proteómica puede permitir evaluar cómo se está desarrollando la enfermedad en un paciente en concreto y saber así si responderá mejor a un tratamiento o a otro. "La proteómica debe entrar con fuerza en la práctica clínica", afirma Vilaseca, "es un paso clave en el camino hacia la medicina personalizada".

 

Un servicio a toda la comunidad científica

El equipamiento, alojado en las instalaciones del IRB Barcelona, ​​en el Parque Científico de Barcelona, ​​dará servicio a la comunidad científica del mismo Instituto, IJC, IRSJD, VHIO y UB, y también estará a disposición de los investigadores de otras entidades que puedan requerir el servicio, como pueden ser hospitales, empresas y centros de investigación.

Manel Esteller, director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC), Investigador ICREA y Catedrático de Genética de la Universidad de Barcelona y Carolina De la Torre responsable de la plataforma de proteómica del Instituto, consideran que “la adquisición de este equipo de última generación, gracias a los fondos FEDER, permitirá la ejecución del proyecto en el que recientemente el IJC ha comenzado a formar parte, consorcio internacional llamado CPTAC “The National Cancer Institute’s Clinical Proteomic Tumor Analysis Consortium”, este consorcio ha realizado un esfuerzo a nivel nacional para acelerar la comprensión de las bases moleculares del cáncer mediante la aplicación de análisis de proteoma y genoma a gran escala, o proteogenómica”.

Se espera que el equipamiento llegue a las instalaciones hacia principios de 2021, y que esté trabajando a pleno rendimiento para el año 2022.

 

 

Sobre el IRB Barcelona

Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. El objetivo del IRB Barcelona es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, en paralelo, potenciar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 27 laboratorios y ocho plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge alrededor de 400 trabajadores de más de 30 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona es un centro CERCA y es miembro del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST).