Identifican los pacientes de cáncer de mama que se beneficiarían de un tratamiento preventivo de metástasis

<p>Picture showing the metastasis of a primary breast tumour to bone (Author: Formas Naturales by Inbiomotion, IRB Barcelona)</p>
Gráfico de metástasis de un tumor primario de mama a huesos (Autor: Formas Naturales para Inbiomotion, IRB Barcelona)

Un estudio publicado en Lancet Oncology por un equipo internacional liderado por Robert E. Coleman, de la Universidad de Sheffield, y Roger Gomis, del IRB Barcelona, ​​identifica los efectos de la amplificación del gen MAF en el resultado de un tratamiento adyuvante con ácido zoledrónico en pacientes de cáncer de mama temprano.

El nuevo conocimiento puede ser clave para detectar precozmente los pacientes que se podrían beneficiar del ácido zoledrónico y aquellos que deberían evitarlo, reduciendo tanto la recurrencia como las muertes por cáncer.

La empresa Inbiomotion, spin off del IRB Barcelona financiada por la empresa de capital riesgo Ysios Capital y la Caixa Capital Risc, iniciará pronto un ensayo clínico de confirmación.

Los médicos no disponen de ninguna herramienta para detectar precozmente los pacientes de cáncer de mama que sufrirán metástasis en los huesos, un proceso que se producirá en el 15-20% de los enfermos. Y en particular, no pueden identificar a los pacientes que se podrían beneficiar anticipadamente de tratamientos específicos de metástasis, como el ácido zoledrónico.

Un estudio liderado por el profesor Robert E. Coleman, de la Universidad de Sheffield, y el investigador ICREA del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), Roger Gomis, publicado en Lancet Oncology, descubre la amplificación del gen MAF como una aproximación que permite estratificar a los pacientes de cáncer de mama que se beneficiarían del uso de ácido zoledrónico en un contexto adyuvante (pacientes negativos para MAF), de aquellos que les sería perjudicial (positivos para MAF y que no estén en postmenopausia).

El descubrimiento original fue patentado y transferido a la empresa Inbiomotion del IRB Barcelona y ICREA, creada a finales de 2010. Inbiomotion, pilotada por la empresa de capital riesgo Ysios Capital y la Caixa Capital Risc, ha desarrollado la tecnología necesaria para validar el marcador en estudios clínicos.

Las metástasis óseas se pueden controlar, aunque no curar, por fármacos y, por este motivo, la prevención de la recurrencia y de las metástasis es esencial para reducir las 100.000 muertes al año en la UE debidas al cáncer de mama.  Extensos ensayos clínicos aleatorios indican que los mismos fármacos, denominados bisfosfonatos,  que se usan para reforzar los huesos y reducir las complicaciones producidas por las metástasis, serían igualmente válidos para prevenirlas y reducir la mortalidad. Aún así, el tratamiento no es útil para todos los pacientes con lo que es clave identificar a los que podrían beneficiarse. "Es aquí donde este descubrimiento del IRB Barcelona, ​​validado por este estudio en Lancet Oncology puede ser de gran utilidad para la clínica y evitaría el tratamiento de pacientes que no se beneficiarían o que podrían salir perjudicados", sugiere Gomis, jefe del laboratorio Control de Crecimiento y Metástasis.

Globalmente, hay alrededor de un millón de nuevos casos de cáncer de mama al año. El tratamiento preventivo contra las metástasis al hueso puede tener efectos secundarios indeseables y un coste elevado, por tanto, no se puede administrar masivamente, cuando un grupo de pacientes podría salir perjudicado. "Para implementar un test diagnóstico de acompañamiento a un tratamiento, primero hay que saber qué pacientes pueden beneficiarse de él y cuáles no. Nuestro descubrimiento ofrece un modo de distinguirlos, cuando antes no era posible", confirma Gomis.

MAF estratifica el tratamiento con ácido zoledrónico en pacientes con cáncer de mama

Este estudio se ha centrado en la asociación entre el beneficio del tratamiento, la amplificación del gen MAF y el resultado final. En pacientes MAF-negativos, la inclusión de ácido zoledrónico en el contexto adyuvante se asocia con mejores resultados, independientemente del estado de la menopausia. En cambio, en pacientes con MAF-positivo no postmenopáusicas en el inicio del tratamiento, observan un aumento de resultados adversos y mortalidad.

La evaluación en función de MAF tiene el potencial de convertirse en un enfoque objetivo para seleccionar pacientes con cáncer de mama al que administrar un tratamiento adyuvante con bisfosfonato (es decir, ácido zoledrónico).

Joan Albanell, jefe de Oncología Médica del Hospital del Mar, afirma: "El estudio presenta evidencias nuevas para apoyar MAF como el primer biomarcador predictivo con aplicación clínica para seleccionar pacientes con cáncer de mama temprano para recibir tratamiento adyuvante de ácido zoledrónico. Si los resultados se confirman en un estudio independiente, MAF debería incorporarse a pruebas rutinarias en el cáncer de mama temprano y tendría un impacto en la vida de miles de pacientes que se beneficiarían de una selección personalizada".

Ensayo clínico adicional en marcha

El próximo paso es confirmar el hallazgo en una ensayo independiente. De confirmarse, se podría modificar la estrategia terapéutica del cáncer de mama inicial y mejorar la calidad de vida de estos pacientes. "Esto es exactamente lo que estamos haciendo ahora. Inbiomotion ha completado el desarrollo de la tecnología y ha iniciado el segundo estudio clínico prospectivo/retrospectivo para validar el marcador en pacientes con cáncer de mama inicial", explica Gomis.

El conocimiento publicado en open acces en Lancet Oncology, una de las revistas especializadas en oncología más leída, es uno de los proyectos de transferencia de tecnología del IRB Barcelona. El hallazgo dio lugar a la compañía Inbiomotion, fundada por Gomis y participada también por ICREA. La spin off recibió financiación en 2012 y 2016 del fondo de capital riesgo Ysios Capital, la Caixa Capital Risc y la Fundación Vila Casas, para desarrollar las herramientas para realizar los ensayos clínicos.

La investigación se ha llevado a cabo en colaboración con varios centros clínicos en Europa, incluyendo el Hospital del Mar con el Dr. Joan Albanell, la Fundación Jiménez Díaz con el Dr. Federico Rojo, el IRB Barcelona con el Dr. Roger Gomis y el Centro de Investigación del Cáncer de Sheffield con Robert E. Coleman, experto mundial en metástasis óseas, y Inbiomotion con el Dr. Juan Carlos Tercero y el Dr. Joël Jean-Mairet.

El laboratorio del Dr. Roger Gomis cuenta con financiación de la Fundación BBVA, el Ministerio de Economía y Competitividad y la Generalitat de Catalunya.

Artículo de referencia:

Coleman RE, Hall A, Albanell J, Hanby A, Bell R, Cameron D, Dodwell D, Marshall H, Jean-Mairet J, Tercero JC, Rojo F, Gregory W, and Gomis RR 

Effect of MAF amplification on treatment outcomes with adjuvant zoledronic acid in early breast cancer: a secondary analysis of the internation, open-label, randomised, controlled, phase 3 AZURE (BIG 01/04)

Lancet Oncology (2017) Doi:10.1016/S1470-2045(17)30603-4

 

Sobre el IRB Barcelona
Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. El objetivo del IRB Barcelona es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, en paralelo, potenciar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 25 laboratorios y siete plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge alrededor de 400 trabajadores de 32 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona forma parte del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) y la red de Centros de Investigación de Catalunya (CERCA).