Pasar al contenido principal

Almirall y el IRB Barcelona anuncian una colaboración de investigación para descubrir nuevas terapias basadas en fármacos degradadores para enfermedades dermatológicas graves

18 Ene 22

Images

Participantes

Contact

Imagen
Press and Communications Officer
Tel.+34 93 40 37255

La colaboración tiene por objetivo la identificación de nuevas terapias orales para enfermedades inmunoinflamatorias de la piel con necesidades médicas no cubiertas mediante el uso de una innovadora modalidad terapéutica, los degradadores de proteína que actúan como pegamento molecular.

Los pegamentos moleculares podrían representar una oportunidad para incrementar el número de dianas abordables terapéuticamente, ya que pueden reprogramar los mecanismos celulares naturales para eliminar selectivamente las proteínas que provocan las enfermedades.

 

Almirall, SA (ALM), compañía biofarmacéutica global centrada en salud de la piel, y el IRB Barcelona, un centro de investigación internacional e independiente dedicado a la ciencia biomédica fundamental y aplicada, han anunciado hoy una colaboración de investigación, destinada a identificar nuevos tratamientos orales para enfermedades dermatológicas inmunoinflamatorias con necesidades médicas no cubiertas mediante el uso de una innovadora modalidad terapéutica, los fármacos degradadores de proteína que actúan como “pegamentos moleculares”. Dichos degradadores ofrecen una nueva vía para inducir la degradación de las proteínas, potencialmente causantes de las enfermedades, a las que no pueden dirigirse los agentes terapéuticos convencionales.
La colaboración aúna el conocimiento científico, dermatológico y de análisis de datos de Almirall con la experiencia del laboratorio de Targeted Protein Degradation and Drug Discovery del IRB Barcelona, dirigido por la Dra. Cristina Mayor-Ruiz. Recientemente galardonada con una “Starting Grant” del ERC, la Dra. Mayor-Ruiz es una reputada experta en degradación dirigida de proteínas y una investigadora pionera en estrategias de cribado y diseño de fármacos degradadores de proteína, así como en la elucidación de su mecanismo de acción. Mediante esta alianza, Almirall amplía sus recursos en enfoques de degradación dirigida de proteínas al adentrarse en el campo de los pegamentos moleculares.
Los científicos de Almirall han identificado diversas proteínas cuya disfunción está relacionada con enfermedades inmunoinflamatorias de la piel. Sin embargo, muchas de estas proteínas, potencialmente relevantes desde el punto de vista terapéutico, no se pueden abordar con inhibidores convencionales, ya que carecen de puntos de unión ligando-proteína definidos. Los pegamentos moleculares pueden aprovechar y reprogramar los mecanismos celulares naturales para eliminar selectivamente las proteínas que provocan las enfermedades de los tejidos humanos. Actúan fomentando las interacciones (el "proceso de pegado") entre estas proteínas relevantes desde la perspectiva terapéutica y la maquinaria que las células utilizan para etiquetar y destruir proteínas de forma natural.
"Esta estimulante colaboración enfatiza el compromiso en I+D de Almirall de proporcionar opciones de tratamiento innovadoras a los pacientes que padecen enfermedades dermatológicas graves. Se fundamenta en la experiencia clave y a su vez complementaria de cada socio para facilitar la investigación y el desarrollo de fármacos. Ansiamos empezar a trabajar con la Dra. Cristina Mayor-Ruiz en el desarrollo de pegamentos moleculares con potencial terapéutico con el convencimiento de que esta alianza permitirá abordar necesidades no cubiertas en enfermedades dermatológicas", afirma el Dr. Thomas Huber, responsable de investigación de Almirall.
“Estamos muy ilusionados con esta colaboración con Almirall. Es una oportunidad increíble para unir sus conocimientos y experiencia en dermatología con nuestra experiencia en pegamentos moleculares y acelerar el descubrimiento de nuevos tratamientos para las enfermedades de la piel. El enfoque innovador de los pegamentos moleculares realmente podría marcar un punto de inflexión en la farmacología dermatológica ya que sus características bioquímicas los convierten en candidatos adecuados a nuevos fármacos. Estamos deseando hacer realidad esta visión junto con el fantástico equipo de Almirall”, explica la Dra. Cristina Mayor-Ruiz, Junior Group Leader del IRB Barcelona.
Durante el último año, Almirall ha establecido colaboraciones estratégicas para acelerar el descubrimiento y desarrollo de nuevas terapias en Dermatología Médica. Algunos ejemplos de estos acuerdos son la asociación con BIOMAP, el primer proyecto europeo de dermatología de la Innovative Medicines Iniative (IMI), para avanzar en el campo de la psoriasis y la dermatitis atópica, y la colaboración con la Universidad de Dundee, que traerá consigo la oportunidad de desarrollar nuevas terapias basadas en quimeras dirigidas a la proteólisis (PROTAC), otro tipo de degradadores dirigidos de proteínas.

 

IRB Barcelona

El Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) trabaja para conseguir una vida libre de enfermedades. Desarrolla una investigación multidisciplinar de excelencia para ofrecer soluciones pioneras a necesidades médicas no resueltas en el cáncer y otras enfermedades vinculadas al envejecimiento. Establece colaboraciones con la industria farmacéutica y los principales hospitales para hacer llegar los resultados de la investigación a la sociedad, a través de la transferencia de tecnología, y realiza  diferentes iniciativas de divulgación científica para mantener un diálogo abierto con la ciudadanía. El IRB Barcelona es un centro internacional que acoge a alrededor de 400 trabajadores de más de 30 nacionalidades. Reconocido como Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011, es un centro CERCA y miembro del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST).