La inflamación está en el origen y la progresión de enfermedades como la diabetes o el cáncer


15 destacados científicos analizarán las evidencias que asocian inflamación crónica a una larga lista de enfermedades.

¿Cuál es la implicación de la inflamación en el cáncer? ¿Qué mecanismos moleculares y celulares promueven la inflamación? ¿Cómo actúan los fármacos antiinflamatorios y qué dianas moleculares hay que atacar para que sean más eficaces? Son preguntas esenciales para los científicos que estudian los mecanismos que activan y controlan la respuesta inmunitaria innata. Quince de los mejores especialistas internacionales en este ámbito se reunirán del 25 al 27 de junio con motivo de la conferencia “Inflammation and Chronic Disease”, que se celebrará en el Institut d’Estudis Catalans (IEC). Esta conferencia científica forma parte del ciclo “Barcelona BioMed Conferences”, organizadas por el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y la Fundación BBVA.

Caelles: "El reto es entender e identificar los mecanismos completos para diseñar fármacos más efectivos para cada enfermedad y con menos efectos secundarios"

Enfermedad e inflamación crónica

La inflamación es una respuesta innata del sistema inmunitario que aparece cuando el organismo sufre alguna lesión o infección. Cuando el tejido dañado se recupera, la inflamación desaparece, pero cuando la inflamación no se desactiva y deviene crónica, perjudica severamente al tejido.

El asma, la artritis reumatoide, la inflamación de intestino (Bowel Disease), la psoriasis, la esclerosis múltiple, enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer y, recientemente, la diabetes tipo 2 y el cáncer son enfermedades asociadas a inflamación crónica. Carme Caelles, investigadora del IRB Barcelona y coorganizadora de la conferencia, explica que “la inflamación en cáncer se consideraba poco menos que efecto colateral, pero en los últimos tres años se han ido sumado evidencias de su papel activo ya no sólo en el inicio, sino también en la promoción y en la progresión de la enfermedad”.

La inflamación también está ligada a obesidad y diabetes de tipo 2. La presencia de grasa excesiva, activa la producción de unas proteínas, las citoquinas, involucradas en los procesos inflamatorios, que terminan por promover la resistencia a la insulina. Actualmente, hay varias moléculas en fase clínica destinadas a inhibir las citoquinas para el tratamiento de la diabetes. “No todos los antiinflamatorios son válidos para todas las enfermedades. El reto es entender e identificar los mecanismos completos para diseñar fármacos más efectivos para cada enfermedad y con menos efectos secundarios”, puntualiza Caelles.

“Inflammation and Chronic Disease”

La conferencia cubrirá un amplio abanico de especialistas y enfoques. Los científicos invitados presentarán estudios sobre mecanismos básicos que activan la inflamación, y trabajos asociados directamente a enfermedad. Éste es el caso de Michael Karin, coorganizador del evento e investigador de la University of California San Diego (EEUU). Karin y su equipo publicaron este año en Nature, un estudio concluyente del vínculo entre inflamación, infección y cáncer. Otro científico de impacto internacional es el sevillano Gabriel Nuñez, de la University of Michigan Medical School (EEUU) cuyo laboratorio estudia los denominados “síndromes autoinflamatorios”. Jorge Moscat, del Genome Research Insitute (EEUU) es experto en los procesos de transducción de señal durante la respuesta inflamatoria. El inmunólogo Antonio Celada, del IRB Barcelona, presentará los resultados de su equipo en macrófagos, la célula clave en la respuesta inmunitaria del organismo.

Conoce nuestro Reto Metástasis para sumar toda la sociedad en la investigación contra la metástasis.