Los biólogos estructurales reivindican el potencial de su especialidad para extraer información de calidad al “big data”

Representación de una estructura 3D de la proteína SMAD. En rojo, los lugares de mutación más habiutales en cáncer de pulmón (M. Macias lab, IRB Barcelona)
Representación de una estructura 3D de la proteína SMAD. En rojo, los lugares de mutación más habiutales en cáncer de pulmón (M. Macias lab, IRB Barcelona)

Expertos mundiales en biología estructural, como Ada E. Yonath  galardonada con el premio Nobel, y de análisis genómicos masivos, como el bioinformático Chris Sander -uno de los padres de la biocomputación-, se encuentran en Barcelona esta semana para buscar sinergias y aportar luz a la “maraña” de datos biológicos masivos.

La Conferencia Barcelona Biomed organizada por el IRB Barcelona y la Fundación BBVA, se celebra des de hoy 28 al 30 de noviembre en el Institut d’Estudis Catalans.

Esta lunes por la tarde, tendrá lugar un debate abierto sobre “Mujeres en la ciencia” presidido por Ada E. Yonath.

De los datos masivos obtenidos de análisis genómicos a los detalles más íntimos de las proteínas individuales. Es el viaje que propone el IRB Barcelona a los científicos expertos invitados esta próxima semana a participar en la Conferencia Barcelona Biomed “De los genomas a las estructuras: mirando en el “big data” desde una perspectiva atómica”, organizada por el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y la Fundación BBVA.  La reunión, la veintinueve de esta serie de formato think tank, se celebra desde hoy 28 al 30 de Noviembre en el Institut d’Estudis Catalans, en Barcelona.

Entre los invitados figuran expertos mundiales en biología estructural como la cristalógrafa del Weizmann Institute of Science, Ada Yonath, premio Nobel en 2009 en reconocimiento a su trabajo en la determinación de la estructura del ribosoma, o Hartmut Oschkinat, reconocido científico y experto en la determinación de estructuras de proteínas mediante NMR del Instituto de Farmacología Molecular Leibniz, de Berlín. Se trata de 22 expertos con especialidades complementarias, entre los que destacan también uno de los pioneros de la bioinformática Chris Sander, actualmente en el Instituto Dana Farber en Boston o uno de los grandes bioinformáticos españoles, Alfonso Valencia, del CNIO en Madrid, o médicos investigadores como Elías Campo, del Hospital Clínico de Barcelona, quien ha participado en estudios donde se ha exprimido al máximo la información de “big data” para identificar mutaciones recurrentes en pacientes con linfomas.

“Los análisis genómicos están aportado tanta información que nos desborda. Existe mucha información y desinformación”, opina Maria Macias, investigadora ICREA del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), bióloga estructural y co-organizadora del congreso junto a Oschkinat. Según Macias, ha llegado el momento de “diseñar juntos, nosotros, bioinformáticos, estadísticos y expertos en las más variadas disciplinas y técnicas, proyectos que ordenen, cataloguen y nos permitan obtener conocimiento de estas “colecciones” de datos. Ahora empieza la parte más emocionante del proceso y es una suerte disponer de esta variedad de datos tan tremenda”, señala.

Del “big data” al “big knowledge”

“El atesoramiento de datos no nos van a poner las cosas en claro, porque más no quiere decir mejor”, expone Macias. Para esta científica, la biología estructural podría aportar información sobre estructuras de proteínas con mutaciones, y ayudar a entender mejor lo que ocurre a nivel molecular para poder obtener resultados que puedan ser aplicables. Las mutaciones en proteínas no siempre significan enfermedad y a veces pueden paliar los efectos de otras mutaciones.

“Apenas tenemos detalles atómicos de proteínas con mutaciones pero para empezar a resolverlas debemos primero ponernos de acuerdo con otros especialistas en qué proteínas pueden tener mucho interés o qué mutaciones son importantes acometer. De ahí que necesitemos hablar y poner en común nuestras distintas especialidades y esta reunión es un primer paso”, argumenta.

Oschkinat y Macias reunen además de binformáticos, biomatemáticos, médicos y biólogos estructurales, a expertos en metabolómica, proteómica y desarrolladores de las técnicas de resolución atómica –“los que escriben el “state of the art” no los que lo usan”, puntualiza Macias- en resonancia magnética nuclear, cristalografía, espectrometría de masas o microscopía electrónica de alta resolución. Su trabajo lo realizan en centros punteros de Francia, Suiza, Holanda, Canadá, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón.  (Lista de invitados:

https://www.irbbarcelona.org/sites/default/files/conferences/2016/11/poster_genomes.pdf )

Ada E. Yonath y las mujeres en ciencia

El lunes a las 16.50h, Ada E. Yonath presidirá una mesa de debate sobre mujeres en la ciencia, de libre acceso, además de abierta a los 150 inscritos a la Conferencia Biomed.

En el debate participarán junto a Yonath (1939), Maria Macias (1964), Camille Stephan-Otto Attolini (1978), doctora en biomatemáticas y líder de la plataforma de bioinformática y bioestadística del IRB Barcelona, Hartmut Oschkinat (1957), Elías Campo (1955) y Alfonso Valencia (1959).  

Hombres y mujeres de distintas generaciones, lugares y perspectivas que opinarán por qué es crucial que haya más mujeres en ciencia y cómo se debe/puede acometer el desequilibrio actual.