Manuel Serrano recibe el premio Severo Ochoa de la Fundación Ferrer

Manuel Serrano en el acto celebrado en Caixaforum de Madrid
Manuel Serrano en el acto celebrado en Caixaforum de Madrid
  • <p>Manuel Serrano at the ceremony held at Caixaforum in Madrid</p>
  • <p>Manuel Serrano, head of the Cellular Plasticity and Disease laboratory at IRB Barcelona</p>
  • <p>Manuel Serrano, head of the Cellular Plasticity and Disease laboratory at IRB Barcelona</p>

Sergi Ferrer-Salat, presidente del Patronato de la Fundación Ferrer Investigación, destacó que el trabajo del científico del IRB Barcelona, Manuel Serrano, está ayudando a comprender la relación entre envejecimiento y cáncer y a manipularla en nuestro beneficio.

El Secretario General de Sanidad, Javier Castrodeza, entregó ayer a Manuel Serrano, en un acto celebrado en el auditorio de CaixaForum, el Premio Severo Ochoa de Investigación Biomédica, que otorgó la Fundación Ferrer Investigación, por su trabajo “El daño tisular y la senescencia proporcionan señales críticas para la reprogramación celular in vivo”.

Manuel Serrano, una de las mayores autoridades en daño tisular y senescencia, lidera el laboratorio de Plasticidad Celular y Enfermedad en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), y es profesor de investigación ICREA. Su laboratorio recibe además el apoyo de la Fundación Obra Social “la Caixa”.

Ferrer-Salat manifestó que “los grandes descubrimientos destacan porque responden a preguntas sencillas, pero de enorme calado. Así es el extraordinario trabajo científico de Manuel Serrano”. Ferrer-Salat subrayó que “todos intuimos que el envejecimiento es el factor más importante en la aparición del cáncer. Este trabajo nos está ayudando a comprender esa relación y a manipularla en nuestro beneficio.  Además, el trabajo del Dr. Serrano es un excelente ejemplo de la bondad y de los frutos de la colaboración entre lo público y lo privado”.

El Premio Severo Ochoa de Investigación Biomédica de la Fundación Ferrer, de carácter bienal y instaurado en 1985, está dotado con 40.000 euros y la medalla conmemorativa con la efigie del Nobel Severo Ochoa. El trabajo del doctor Serrano resultó elegido de entre otros 15 trabajos de elevado nivel científico. El galardón quiere reconocer la importancia de su investigación en cáncer y envejecimiento desde diferentes perspectivas.

Nuevas perspectivas terapéuticas

En el laboratorio de Plasticidad Celular y Enfermedad del IRB Barcelona, Manuel Serrano estudia cómo se reparan los tejidos dañados y busca terapias basadas en medicina regenerativa, específicamente para la diabetes y la fibrosis pulmonar. Pero un proceso de reparación defectuoso está en la base de muchas otras enfermedades, como el cáncer y el envejecimiento celular. “Tratamos de dilucidar las conexiones entre reprogramación, reparación y regeneración. Es una área muy poco conocida en la cual tenemos una ventaja que estamos tratando de aprovechar”, ha explicado el doctor Serrano.

Su equipo presentó en 2013 un hito científico en la revista Nature, logrando por primera vez reprogramar células en el interior de un organismo vivo y, en 2016, publicó en Science que el daño tisular es un factor relevante para que las células retrocedan a un estado similar al embrionario. Ambas investigaciones, junto a otros avances anteriores en oncología, le han consagrado como una de las principales autoridades mundiales en biomedicina.

El acto estuvo presidido por el secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, quien estuvo acompañado por Sergi Ferrer-Salat, presidente del Patronato de la Fundación Ferrer Investigación; José Vilarasau, presidente de honor de la Caixa; Margarita Salas, presidenta del Comité Científico de la Fundación Ferrer Investigación; y Jordi Ramentol, consejero de Ferrer y miembro del Patronato de la Fundación Ferrer Investigación.