Aprendiendo a dar voz a la ciencia

Sofie Vanthournout, director of Sense About Science
Sofie Vanthournout, director of Sense About Science
  • <p>Sofie Vanthournout, director of Sense About Science</p>
  • <p>Workshop "Standing up for Science"</p>
  • <p>Workshop "Standing up for Science"</p>

El IRB Barcelona acogió el curso “Standing up for Science”, dirigido a investigadores jóvenes interesados en involucrar al público con la ciencia.  

Organizado por la entidad europea Sense About Science, el taller contó con la participación de más de 50 investigadores de diversos países, entre ellos del IRB Barcelona.

Este mes se llevó a cabo en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) el taller de la Unión Europea, “Standing up for Science”, cuyo objetivo es entrenar y motivar a los científicos para que participen en discusiones públicas referentes a la ciencia y puedan involucrar al público en la comunicación de sus investigaciones, adaptando el lenguaje a los receptores.

“Participamos en este tipo de iniciativas porque es crucial dar herramientas complementarias a nuestros investigadores para que puedan conectar con las distintas audiencias: responsables políticos, medios de comunicación y público en general“, sostiene Muriel Arimon, responsable de Educación Científica y Participación Ciudadana del IRB Barcelona, involucrada en la organización del evento.

Al taller, organizado por las entidades Sense About Science, Marie Curie Alumni y Voice of Young Science, asistieron más de 50 investigadores de distintos países que tuvieron la oportunidad de aprender por qué una buena evidencia es importante para los responsables políticos, cómo funcionan los medios y qué esperan los periodistas de los científicos a la hora de comunicar.

Diversos investigadores del IRB Barcelona participaron de este taller. Para Hanna Kranas, estudiante de doctorado del laboratorio de Genómica Biomédica, lo más importante fue que los ponentes del evento desafiaron las opiniones establecidas que los asistentes tenían sobre las relaciones entre los periodistas, responsables políticos y científicos. “Ahora comprendo la importancia de involucrarme con la política de la UE y de popularizar mi investigación. Hemos aprendido que, como científicos, podemos participar activamente y facilitar la comunicación para llegar a los distintos actores”, afirmó Kranas.

La voz de la ciencia

Sofie Vanthournout, directora de Sense About Science, explica que su organización se creó porque observaron la necesidad de aportar información científica fiable al debate público, dado que la que había disponible o no era precisa o era errónea. “Por ejemplo, habían medios que informaban sobre móviles que ‘freían el cerebro’; se creó el movimiento anti-vacunas; se hablaba de transgénicos con información acotada, etc.”.

Para Sense About Science la evidencia científica puede ser una herramienta poderosa para la modificar la percepción, actuar con responsabilidad y favorecer el cambio. “Los investigadores deben tener en cuenta que tienen que informar de su trabajo y de una forma en que las diversas audiencias puedan entenderlos (…) También hay que saber escuchar primero y hablar después, y sobre todo se debe hablar de lo que el público considera importante, lo que llamamos ‘Public led, experts fed’”, afirma Sofie Vanthournout en relación a la responsabilidad de los investigadores.

Comunicando resultados

Siempre que haya una brecha en una discusión, el público comenzará a buscar información, “Si los investigadores no están disponibles para dársela, otras personas lo harán”, advierte Vanthournout. El curso aborda esa deficiencia: tratar de que los investigadores tengan interés en participar en el debate público, y que colaboren con los medios y responsables políticos para que la voz de los científicos llegue a la sociedad.