Carreras alumni IRB Barcelona: De investigadora a analista de inversiones de capital riesgo. Entrevistamos a Jessica Vitos.


Para Jessica Vitos, el año 2020 tuvo un gran comienzo con la publicación de un artículo en PNAS sobre cómo las células cancerosas explotan la proteína p38 para impulsar su crecimiento y división. Jessica, que realizó el doctorado en el IRB Barcelona bajo la supervisión de Ángel Nebreda, defendió su tesis en enero de 2018. Un año después, dejó el trabajo de laboratorio para formar parte de Ysios, una empresa de capital riesgo.

 

Como suele pasarle a la mayoría de los estudiantes al finalizar el doctorado, Jessica empezó a plantearse su futuro profesional. Para Jessica, el IRB Barcelona desempeñó un papel decisivo en la definición de su trayectoria profesional. Un lugar donde, según sus palabras, “los estudiantes de doctorado tienen acceso a ciencia de vanguardia, a una gran red profesional y a numerosos talleres de formación complementaria, sobre todo en habilidades sociales”. Uno de los cursos a los que asistió en su último año fue 'From Science to Business', un curso organizado conjuntamente por ESADE Business School y el Barcelona Institute of Science and Technology (BIST): “Gracias a esta formación, pude comprender lo que de verdad significa la promoción del emprendimiento en el sector de la innovación”, afirma Jessica.

 

Una vez finalizado su doctorado, se quedó en el laboratorio de Nebreda para preparar la publicación del artículo sobre p38 y reflexionando sobre los pasos siguientes. Más adelante, Jessica tomaría la decisión de abandonar la poyata para adentrarse en el mundo del “capital riesgo”. Pero... ¿Qué es eso exactamente? “Somos inversores”, dice Jessica, “en Ysios, estamos especializados en el sector de las ciencias de la vida. Apoyamos, asesoramos y acompañamos a las biotecnológicas a medida que desarrollan medicamentos, realizan experimentos y llevan a cabo ensayos clínicos para convertir sus ideas en terapias reales". Desde su fundación en 2008, Ysios ha invertido en 25 empresas en 8 países, lo que ha resultado en 8 productos aprobados por las agencias reguladoras. Estos productos incluyen avances médicos, como el primer virus oncolítico aprobado para el tratamiento del cáncer y el primer fármaco genérico de células madre para pacientes con enfermedad autoinmune. 

 

Se nota que Jessica disfruta con su trabajo en Ysios: "Es muy interesante. He aprendido sobre las últimas tendencias en biotecnología y sobre el desarrollo de los medicamentos, y he conocido a muchísima gente. Analizo planes científicos y de desarrollo de empresas biotecnológicas, hago inmersión en literatura científica, hablo con expertos, hago lluvias de ideas con el equipo y mantengo conversaciones con empresas. Luego, el equipo trabaja internamente para seleccionar a las empresas más prometedoras en las que invertir", explica.   

 

El IRB Barcelona lleva a cabo un esfuerzo considerable por mantener a su comunidad de estudiantes al día sobre opciones de carrera que van más allá del trabajo de laboratorio. En este sentido, Alba Olivares, del Departamento de Innovación del IRB Barcelona, explica que: "con el curso ‘From Science to Business’ se contribuye a que los investigadores e investigadoras comprendan cómo los resultados prometedores de la investigación pueden acercarse al mercado. Se les aportan las herramientas necesarias para impulsar sus carreras en ciencias de la vida aplicadas, así como una primera experiencia en un entorno empresarial".

 

En esta misma línea, el IRB Barcelona coordina el proyecto europeo ENABLE (“European Academy for Biomedical Science”) del programa Horizon 2020, que cuenta con una serie de simposios anuales organizados por y para estudiantes de doctorado. En estas reuniones se hacen presentaciones por parte de ponentes destacados, así como una serie de actividades entre las que se incluye una jornada a las carreras profesionales. En ella, se muestran las oportunidades de empleo en diversos campos que van más allá del trabajo de laboratorio, como la edición de textos científicos, la divulgación científica, la emprendeduría, el sector farmacéutico y el del análisis de inversiones, entre otros. 

 

El capital riesgo es uno de los muchos sectores alternativos al trabajo de laboratorio al que pueden acceder los doctores y doctoras en ciencias de la vida. Sin embargo, hay muchas personas a quienes les incomodan los cambios profesionales. Para ellas, Jessica tiene algunos consejos: “Párate y hazte preguntas. Saca tiempo para plantearte cuestiones del tipo: "¿Qué es lo que más me gusta de mi trabajo actual¿ ¿Pipetear, revisar artículos, hacer divulgación o tal vez enseñar a estudiantes universitarios en las prácticas de verano? Cuando tengas las respuestas, habla con personas que trabajen en esas áreas e infórmate sobre sus experiencias y los requisitos para acceder a esos sectores. Eso facilitará la toma de decisiones”.

 

La calidad y consistencia de la formación doctoral del IRB Barcelona coloca a su joven comunidad de investigadores e investigadoras en una excelente posición en el mercado laboral. De hecho, si echamos un vistazo rápido a los sectores en los que trabaja el colectivo alumni del centro, enseguida veremos que hay una gran diversidad de carreras, muchas de las cuales van más allá de la academia, como por ejemplo: gestión de la innovación o de ensayos clínicos, análisis de inversiones, ingeniería de software, asuntos regulatorios, industria del perfume, gestión de calidad y conocimiento, consultoría, desarrollo comercial e incluso química aplicada a la alta cocina. 

 

El cielo es el límite, así que... ¡Ve a por ello!