Pasar al contenido principal

David Rossell: "La bioestadística es el radar de la biomedicina: detecta lo que es relevante en un mar inmenso de datos"

13 Dic 12

Images

Contact

Imagen
Press and Communications Officer
Tel.+34 93 40 37255

El IRB Barcelona y la Fundación BBVA organizan un encuentro internacional de bioestadísticos en Barcelona, la ciencia que aplicada a la biomedicina ayuda a explicar fenómenos biológicos, hacer predicciones médicas y diseñar experimentos sólidos.

La estadística ha entrado en las ciencias de la vida para quedarse. Esta ciencia que arranca en el siglo XVIII de la mano de los matemáticos Thomas Bayes y Pierre Simon Laplace y fue utilizada por Gregor Mendel para demostrar su teoría de herencia genética, es desde los años 90 con el inicio de los grandes estudios genómicos, una herramienta fundamental para el análisis y la interpretación de datos biomédicos. “Hoy en día, es difícil encontrar un artículo científico del campo de la biomedicina que no incluya metodología estadística” explica David Rossell, que se formó como investigador postdoctoral en el Departamento de Bioestadística de uno de los mejores centros de investigación del cáncer en Estados Unidos, el MD Anderson Cancer Center, y hoy es el jefe de la Plataforma de Bioestadística y Bioinformática en el Institut de Recerca Biomèdica (IRB Barcelona).

El Dr. Rossell, junto con el científico Donald Berry del citado centro norteamericano, y el investigador ICREA Omiros Papaspiliopoulos, del departamento de Economía de la Universitat Pompeu Fabra, son los co-organizadores de la Conferencia Barcelona Biomed “Bayesian Methods in Biostatistics and Bioinformatics”, que cuenta con el apoyo de la Fundación BBVA. En el Institut d’Estudis Catalans, desde el próximo lunes 17 hasta el miércoles 19, una veintena de bioestadísticos procedentes principalmente de Estados Unidos y Europa, donde esta ciencia está muy bien asentada, explicarán a una audiencia multidisciplinar las virtudes de la estadística para aplicaciones biomédicas. En el encuentro se tratarán el estado actual de la disciplina, las áreas biomédicas en las que está contribuyendo y los principales obstáculos a superar para interpretar mejor los datos.

La capacidad de obtener y almacenar cantidades colosales de datos biomédicos requiere profesionales para analizarlos e interpretarlos correctamente. “Nuestro trabajo es hacer hablar a los datos, extraer la información relevante de entre la montaña de ruido que da la biología”, explica Rossell. “La bioestadística es como un radar para la biomedicina: permite a los biólogos navegar con algo de luz por un mar de información inmenso, ahorrándoles en el trayecto experimentos inadecuados y ayudándoles en el diseño”.

La bioestadística aplicada a ensayos clínicos

Una de las áreas en la que se aplica la estadística es en la de ensayos clínicos. El norteamericano Donald Berry es catedrático de Estadísitca en la Universidad de Texas MD Anderson Cancer Center, donde ha tenido un papel destacado en el uso de métodos para desarrollar ensayos clínicos innovadores.  Entre sus objetivos de investigación está reducir el número de pacientes participantes en ensayos clínicos previos a la comercialización de tratamientos. Tradicionalmente, a la mitad de los pacientes se les da terapia experimental y a la otra mitad una terapia estándar o placebo. El Dr. Berry investiga diseños experimentales que por un lado asignen un mayor número de pacientes al tratamiento  con mayores beneficios terapéuticos y por otro eviten experimentar con pacientes de forma innecesaria. “Es una cuestión no ya de ahorro económico, sino de ética hacia el paciente, porque si se vende esperanza a los participantes en estudios clínicos hay que dar esperanza y la bioestadística está demostrando que es útil también para dicho propósito”.

El diseño de ensayos clínicos y experimentales innovadores es el foco del primero de los tres apartados principales en que está dividida la conferencia. El segundo foco es como la bioestadística escruta grandes volúmenes de datos e integra información de fuentes diversas, en un entorno donde se miden miles de variables pero se dispone de un número reducido de pacientes. “Este es uno de los retos más importantes que los estadísticos tenemos por delante. Cómo buscamos mejor la aguja en el pajar y aumentamos el grado de certidumbre en los resultados”, desvela Rossell, interesado en el desarrollo de modelos teóricos y aplicaciones metodológicas en esta área de trabajo.

El tercer y último apartado concentra a los especialistas en computación, es decir, en poner en práctica los modelos matemáticos formulados por los estadísticos. Nuevamente, la dificultad reside en hallar estrategias efectivas para efectuar cálculos con grandes volúmenes de datos.

Acceso al programa de la conferencia: Bayesian Methods in Biostatistics and Bioinformatics

IRB Barcelona

El Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) trabaja para conseguir una vida libre de enfermedades. Desarrolla una investigación multidisciplinar de excelencia para ofrecer soluciones pioneras a necesidades médicas no resueltas en el cáncer y otras enfermedades vinculadas al envejecimiento. Establece colaboraciones con la industria farmacéutica y los principales hospitales para hacer llegar los resultados de la investigación a la sociedad, a través de la transferencia de tecnología, y realiza  diferentes iniciativas de divulgación científica para mantener un diálogo abierto con la ciudadanía. El IRB Barcelona es un centro internacional que acoge a alrededor de 400 trabajadores de más de 30 nacionalidades. Reconocido como Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011, es un centro CERCA y miembro del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST).