El IRB Barcelona hace tándem con una escuela pública de Cornellà para fomentar el éxito educativo a través de la biomedicina

Las actividades de los dos primeros trimestres se han centrado en la formación del profesorado de la escuela Mare de Déu de Montserrat (A.Ros / IRB Barcelona)
Las actividades de los dos primeros trimestres se han centrado en la formación del profesorado de la escuela Mare de Déu de Montserrat (A.Ros / IRB Barcelona)

Es un proyecto de tres años dentro del programa Escuelas Tándem de la Fundación Catalunya-La Pedrera

Es el primer Tándem entre un centro de investigación y una escuela de primaria

La biomedicina vertebrará el currículum educativo de la escuela

El objetivo de los Tándem es favorecer el éxito educativo, aportar un valor añadido a los centros escolares y potenciar la cohesión social

 

Incluir la biomedicina como eje vertebrador en una escuela de Primaria desde 1º hasta 6º y en todo tipo de asignaturas. Éste es el objetivo y el reto del proyecto de tres años que el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) ha iniciado este curso 2015-2016 con la escuela pública Mare de Déu de Montserrat, de Cornellà, dentro del programa Escuelas Tándem, con asesoramiento, seguimiento y financiación de la Fundación Catalunya-La Pedrera y la colaboración del Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya.

Las Escuelas Tándem son proyectos educativos innovadores basados en el partenariado entre centros educativos e instituciones de referencia que trabajan conjuntamente para especializar el currículum de la escuela escogida en una materia singular y favorecer el éxito educativo, el prestigio del centro y la cohesión social. Este es el 9º Tándem que impulsa la Fundación Catalunya-La Pedrera desde 2011, y el primero pilotado por un centro científico con una escuela de primaria.

“Adaptar la biomedicina a un currículum escolar es un proyecto de ensueño que nos permite interactuar entre tres instituciones muy diferentes pero con el objetivo común de mejorar la enseñanza en general y las ciencias en particular”, asegura Joan Guinovart, director del IRB Barcelona. “Ser los primeros es un reto añadido para todas las partes implicadas”, dice Sarah Sherwood, responsable de Comunicación y Relaciones Externas. “Una escuela y un centro de investigación tienen realidades y maneras de hacer muy diferentes, por lo que tendremos que hacer un esfuerzo para adaptarnos mutuamente”, explica.

La biomedicina como eje vertebrador

El proyecto “Descubriendo juntos la biomedicina” vertebrará el currículum del centro educativo sin obviar las competencias básicas que deben adquirir los alumnos, de manera que los estudiantes acaben teniendo un conocimiento profundo en este área, al mismo tiempo que se mejorarán los resultados generales del centro educativo.

Los primeros pasos han consistido en una serie de reuniones entre el IRB Barcelona, la Fundación y el centro educativo para decidir cómo implantar el programa y las actividades y talleres a desarrollar curso a curso y por edades escolares. Además de Primaria, el proyecto también ofrecerá contenidos para la etapa de Infantil, que incluye p3, p4 y p5. “El claustro de profesores está muy motivado desde el inicio, y por nuestra experiencia esto es un elemento clave para el éxito del proyecto”, asegura Lluís Farrés, director del Área de Conocimiento de la Fundación Catalunya-La Pedrera.

Las actividades de los dos primeros trimestres se han centrado en la formación del profesorado. El IRB Barcelona los ha iniciado en el método científico, en conceptos específicos de las materias a tratar y se han debatido métodos pedagógicos para trasladar los conocimientos a las aulas.

La propuesta de actividades para los alumnos se ha definido teniendo en cuenta también las dinámicas habituales de la escuela, como las visitas programadas a museos o el cuidado del huerto. El global de actividades se aprovecharán para integrar la formación en enfermedades como la diabetes, el cáncer y el Alzheimer dada la amplia experiencia que tiene el IRB Barcelona en estos campos.

Desde su creación en 2005, el IRB Barcelona tiene entre sus misiones la educación, que comprende desde la formación de jóvenes científicos hasta la mejora de la cultura científica de la ciudadanía. Los programas de divulgación del centro, como el “Locos por la Biomedicina”, también en colaboración con la Fundación Catalunya-La Pedrera, comprenden todas las edades y forman parte de la actividad diaria del centro.