Maria Macias: “Los biólogos estructurales somos tan minuciosos como los relojeros”


El tercer vídeo de la serie “Meet Our Scientists” del IRB Barcelona está dedicado a la investigadora ICREA Maria Macias quien describe su especialidad como “apasionante y cercana”.

El foco de su investigación es determinar estructuras de proteínas que favorecerán en un futuro el desarrollo de fármacos.

Maria Macias, líder del grupo Structural characterization of macromolecular assemblies en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), narra su particular Rompecabezas de la vida en el tercer vídeo “Meet Our Scientists”, una serie audiovisual para dar a conocer el talento, pasión, visión y carácter de los científicos que lideran la investigación del centro y divulgar la biomedicina.

Maria Macias (Zamora, 1964), llegó al IRB Barcelona con un contrato ICREA, procedente del European Molecular Biology Laboratory (EMBL) de Alemania en el 2002, donde se especializó en biología estructural. La investigadora compara su trabajo con el de los relojeros: “Nos gusta estudiar la forma y detalle de las proteínas para poder ilustrar con imágenes su funcionamiento”. “Además, obteniendo muchos detalles estructurales de los sistemas, podremos favorecer el diseño de fármacos eficaces y con menores efectos secundarios”, indica la investigadora.

Una de sus líneas de investigación se centra en el estudio de las proteínas Smad. Esta línea la desarrolla junto a Joan Massagué, director del Institute Sloan Kettering de Nueva York. Estudian el comportamiento de estas proteínas “esenciales” para la vida de todos los animales. “Intentamos desvelar nuevos aspectos de su función y, además, explicar el efecto en el plegamiento de algunas mutaciones detectadas en tumores”. Cada vez sabemos más sobre muchos procesos fundamentales de la vida pero quedan por descifrar aún muchas de las claves que definen el funcionamiento correcto de los organismos y los puntos vulnerables que favorecen el desarrollo de enfermedades.

Macias describe la biología estructural como una disciplina que “aunque se apoya en ecuaciones físicas y en el uso de tecnologías y experimentos sofisticados, es apasionante y cercana”. Esta ciencia combina la biología molecular, la química o los análisis de secuencias de genomas con técnicas que requieren grandes infraestructuras como Resonancia Magnética Nuclear, rayos X y microscopía electrónica. “La ciencia actual necesita aplicar muchas herramientas para seguir aportando conocimiento y hacer más asequibles las respuestas a las preguntas que nuestra sociedad plantea”. Y añade: “Y claro, nada de esto sirve sin las personas del equipo, que hacen que las ideas se materialicen”.

La investigadora opina que ser científico “es una manera de ser y disfruta cada día como si fuese el primero”. En el vídeo nos enseña unos prismáticos para revelarnos su pasión por la observación de la naturaleza y de las aves. “Cuando paseas por el campo o por las marismas nunca sabes con lo que te vas a encontrar. Es imprevisible y emocionante. Como cuando llegas al labo cada mañana”.