Stephan-Otto: “En pocos años, cada laboratorio biomédico tendrá un bioestadístico”

La Bioinformática Camille Stephan-Otto es la directora de la Unidad de Bioestadística y Bioinformática del IRB Barcelona
La Bioinformática Camille Stephan-Otto es la directora de la Unidad de Bioestadística y Bioinformática del IRB Barcelona
  • <p>Biomathematician Camille Stephan-Otto Attolini heads the Biostatistics and Bioinformatics Unit</p>

Camille Stephan-Otto Attolini, doctora en biomatemáticas, dirige la plataforma de bioestadística y bioinformática del IRB Barcelona.

El vídeo Meet Our Scientists,Deciphering the bytes of life”, presenta el trabajo y personalidad de esta científica.

Camille Stephan-Otto Attolini (México, 1978) lo tiene claro: la bioestadística ha llegado a las ciencias de la vida para quedarse. Esta disciplina aplicada a la biomedicina ayuda a explicar fenómenos biológicos complejos, diseñar experimentos sólidos y hacer predicciones médicas. Directora de la unidad de bioestadística y bioinformática del IRB Barcelona desde 2013, llegó al centro tras dos estancias postdoctorales, una en Leipzig, Alemania, y otra en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York donde empezó a aplicar las matemáticas a la biomedicina.

“De pequeña, decía que quería curar el cáncer; ahora ya no soy tan ingenua. Mi formación es en matemáticas puras pero me fui acercando a la biología y a la estadística porque buscaba que mi trabajo tuviera un impacto más directo en la sociedad”, explica en Deciphering the bytes of life” (3.10). Es el quinto vídeo de la serie Meet Our Scientists impulsada por el Instituto para acercar la ciencia a todos los públicos a través de los científicos que dirigen los laboratorios y las plataformas tecnológicas de apoyo.

Intérpretes en biomedicina

Hoy en día, es difícil encontrar un artículo científico en biomedicina que no incluya metodología estadística. Tal y como lo ve Camille Stephan-Otto “en un futuro cercano, va a haber por lo menos un experto en bioestadística o en bioinformática en cada laboratorio biomédico. Serán los encargados de tender el puente entre los datos experimentales, la metodología estadística y la biología”, afirma. Y esta necesidad debe de ser cierta si nos fijamos en el mercado laboral. “El analista de datos es de los profesionales mejor pagados y la competencia para conseguir bioestadísticos capacitados entre los mejores grupos de investigación a nivel mundial raya en lo encarnizado”, escribía en 2013 la propia Stephan-Otto en un artículo en La Vanguardia. “Es un momento vibrante”, aseguraba ya entonces.

En los últimos años, la capacidad de obtener y almacenar cantidades colosales de datos biomédicos no ha parado de crecer. La secuenciación masiva de genomas es algo ya habitual en hospitales y centros de investigación de todo el mundo. Este océano inmenso de información requiere profesionales que sepan traducir, analizar e interpretar los datos para sacar algo comprensible de ellos. “En nuestro trabajo hay preguntas muy claras que generan datos que son relativamente simples de analizar”, explica Stephan-Otto. Pero no siempre es así. Hay muchos estudios que lidian con muestras y datos muy grandes, o que la preguntan que plantean es complicada. “Es cuando tenemos que desarrollar nueva metodología y colaborar desde el principio del proyecto con los investigadores,” explica Stephan-Otto.

En la plataforma de Bioestadística y Bioinformática del IRB Barcelona trabajan cuatro personas que lleva a cabo proyectos relacionados con varias enfermedades y que implican diversas tecnologías. Entre otros ejemplos, Stephan-Otto destaca un estudio sobre diabetes en el que tratan de encontrar diferencias entre los genomas de personas enfermas y sanas. Otros proyectos están centrados en cáncer, para encontrar, por ejemplo, las firmas genéticas que pueden ayudar a entender cómo va a progresar un tumor para diagnosticarlo y tratarlo mejor.

Alma valiente

Una característica de los vídeos Meet Our Scientists es el objeto personal que muestran los  protagonistas al final de la entrevista. Camille Stephan-Otto viene con un compañero de viaje muy especial, “poderoso, valiente y especialmente creativo, características todas ellas que necesitas para dedicarte a la ciencia y para vivir, diría”.

Mira el vídeo ennuestro canal YouTube Deciphering the bytes of life (Subtítulos disponibles en castellano, catalán e inglés)

Descubre todos los vídeos den la página web "Meet Our Scientists"