Carreras IRB Barcelona alumni: La “Crazy About Biomedicine” que inició una carrera de MD-PhD en el extranjero. Entrevistamos a Alina Ulezko.

Nuestra Crazy about Biomedicine Alina Ulezko
Nuestra Crazy about Biomedicine Alina Ulezko

Alina Ulezko Antonova (Almaty, Kazajistán,1997) se incorporó al IRB Barcelona en la edición de 2014 del "Crazy About Biomedicine" (“Locos por la Biomedicina”), un programa de tutoría dirigido a estudiantes de secundaria que tiene por objetivo fomentar el interés y la vocación por las carreras científicas entre los más jóvenes, organizado por el IRB Barcelona en el marco de la serie "Locos por la Ciencia" de la Fundación Catalunya La Pedrera.

Cuando Alina terminó sus estudios de secundaria en la Escuela Puigcerver en Reus (España), se mudó a los Estados Unidos. Posteriormente, en 2019, obtuvo un grado de “Associate of Arts” por el Oxford College de la Universidad de Emory (Atlanta, GA) y una Licenciatura en Ciencias por la misma universidad, donde se graduó Summa Cum Laude en Biología y obtuvo una especialización en Física. Este otoño se inscribirá en el programa de Doctorado en Medicina (MD-PhD) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (St. Louis, Missouri). 

El IRB Barcelona fue, en palabras de Alina, su primera aproximación real a la ciencia, y fue aquí donde conoció a algunos de sus amigos más cercanos y de sus mentores más importantes hasta ahora. 

Aunque en la actualidad no pasa mucho tiempo en el país, durante los días que pasa aquí, visita a su familia, y se siente afortunada por haber tenido experiencias de voluntariado y haber podido observar las diferencias que existen entre los sistemas de salud de España y de Estados Unidos. Le gustan las actividades al aire libre como el senderismo y el snowboard, y le apasiona enseñar a generaciones más jóvenes sobre cualquier temática, desde la ciencia pura hasta cómo presentar solicitudes en la universidad.

 

¿Qué te llevó a inscribirte en el programa "Crazy About Biomedicine"?

Una profesora de biología muy amable de la Escuela Puigcerver, la Sra. Dolors Sans, sugirió que me presentase a este programa como medio para completar mi proyecto final de investigación de secundaria (es un proyecto que los estudiantes de Cataluña tienen que presentar para acceder a la universidad, y el puede tratar sobre cualquier campo que se desee, siempre y cuando fomente el pensamiento crítico). Incluso antes del programa "Crazy", mi idea era presentarme a alguna facultad de Medicina de España, así que solicité unirme a un proyecto relacionado con la medicina. Me dieron la oportunidad de trabajar en el laboratorio del Dr. Marco Milán, bajo la tutoría de la Dra. Mariana Muzzopappa, e investigamos la relación entre la inestabilidad cromosómica y el cáncer. ¡Fue un proyecto divertido!

 

“En el IRB Barcelona tuve ocasión de hablar con investigadores posdoctorales que se habían formado en EEUU y Reino Unido, y eso me hizo soñar, por primera vez en mi vida, con la ciencia como una carrera profesional y no solo como un pasatiempo que me llevase a interesarme por la medicina”.

 

¿Qué aprendiste? ¿Qué te llevaste de esa experiencia? 

El tiempo que pasé en el IRB Barcelona fue crucial para iniciar mi carrera en Estados Unidos. Fue en los laboratorios y salas de conferencias de este increíble lugar donde conocí a científicos de todo el mundo, cuyas ideas trascendían los sólidos muros de la medicina tal como yo los veía en ese momento. En el IRB Barcelona tuve ocasión de hablar con investigadores posdoctorales que se habían formado en los Estados Unidos y en el Reino Unido, y eso me hizo soñar, por primera vez en mi vida, con hacer ciencia como una carrera profesional y no solo como un pasatiempo que me llevase a interesarme por la medicina.

 

“Fue en los laboratorios de este increíble lugar donde conocí a científicos de todo el mundo, cuyas ideas trascendían los sólidos muros de la medicina tal como yo los veía en ese momento”.

 

¿Qué importancia tuvo el IRB Barcelona en la definición de tu trayectoria profesional? ¿Recibiste asesoramiento de algún modo con respecto a explorar una carrera en el campo de las ciencias?

El IRB Barcelona fue, de hecho, mi primera aproximación real a la ciencia. Fue aquí donde pude ver, por primera vez, lo que se necesita para formular las preguntas adecuadas y cómo puedo utilizar mis manos y las herramientas que tengo para responderlas. Es importante destacar que el hecho de que conocer a científicos de campos, países y contextos tan diversos me hizo comprender que, con la pasión y la perseverancia suficientes, puedes llegar al lugar donde deseas estar (y disfrutar de la ciencia por el camino).

Además, después de irme del IRB Barcelona, en 2015, el apoyo y aliento que recibí por parte del Instituto y, en particular, del Dr. Joan Guinovart, fueron decisivos a la hora de inscribirme a los programas de Doctorado en Medicina, que en EEUU son muy competitivos. La experiencia que el Dr. Guinovart tenía con el sistema estadounidense fue muy útil a la hora de darme buenos consejos que, año tras año, me guiaron a lo largo de mis pasos en la investigación. Recuerdo que un año pensé que si una universidad en particular tenía 2 puestos disponibles, no habría forma de que yo pudiera obtener uno de ellos, a lo que él me respondió con comentarios del tipo: “Bueno, si hay 2 plazas, una es para ti y otra es para otra persona. No lo pienses demasiado”. También fue la primera persona en decirme que, si no me aceptaban el primer año, debía esperar otro: "Si vives 100 años, perder uno es solo el 1%", dijo. Fue gracias a esas palabras de aliento, en gran parte, que seguí avanzando, y siempre le estaré agradecida.

En general, todo lo que aprendí (y sigo aprendiendo) en el IRB Barcelona es algo muy valioso para mí, y espero que las futuras generaciones del programa "Crazy" puedan aprovechar estas increíbles oportunidades.

 

¿Cómo te sientes al comenzar tu Doctorado en Medicina en la Universidad de Washington en St. Louis?

Llegar hasta este punto ha conllevado un viaje difícil, y entiendo que tengo un camino aún más difícil por delante. El Programa de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis es uno de los mejores del país, por lo que espero poder cumplir con las altas expectativas que existen para cualquier estudiante de MD-PhD de MSTP en general, y para este programa en especial.

Además, me siento entusiasmada con el doctorado. Ya he estado trabajando como técnica de investigación en el laboratorio del Dr. EynavKlechevsky en la Universidad de Washington durante un año, y la oportunidad de trabajar con su increíble grupo me permitió ver que sus laboratorios, facultad e instalaciones se encuentran entre los mejores en los EEUU. ¡Estoy deseando empezar!

 

¿Puedes contarnos algo sobre la idea de tu proyecto de investigación?

Dado que no tenemos que elegir un proyecto de investigación hasta que comencemos la fase de doctorado tras completar los primeros dos años de la Facultad de Medicina, todavía no me he decidido por el tema sobre el que tratará mi tesis.

Espero explorar nuevos campos científicos y adquirir nuevas habilidades técnicas. Además, me encantaría continuar en la línea de mi trabajo en Emory, cuyo objetivo es encontrar métodos, aplicables a la clínica, para mejorar los resultados y las prácticas del trasplante de células madre hematopoyéticas. Anteriormente, habíamos descubierto que un tipo específico de células inmunes presentes en la médula ósea de los donantes de células madre humanas, denominadas células dendríticas plasmacitoides (pDC), puede contribuir a atenuar la enfermedad de injerto contra huésped, la principal complicación de un trasplante de células madre. Encuentro los pDC increiblemente interesantes, y planeo estudiarlos durante mi doctorado o en una fase posterior de mi formación.

 

¿Sigues en contacto con el IRB Barcelona?

Todavía estoy en contacto con el Dr. Joan Guinovart, y desde hace poco formo parte de la Red Alumni del IRB Barcelona. También intento visitar el instituto al menos una vez al año. ¡Gracias por vuestros esfuerzos para cohesionar a la comunidad del IRB Barcelona!

 

¿Tienes algún recuerdo o anécdota especial que quieras compartir con nosotros?

Me gustaría compartir una idea que, con suerte, proporcionará una perspectiva a todos los que tengan un sueño loco, ya sea en el campo de las ciencias, la medicina o en algo completamente diferente:

Durante mi primer año en los Estados Unidos, envié 36 correos electrónicos a profesores pidiendo unirme a sus laboratorios en Emory. Solo recibí 3 respuestas y, a partir de ellas, hice 2 entrevistas. El profesor que hizo la primera entrevista me dijo que no creía que yo fuera capaz de trabajar 10 horas a la semana en combinación con mis estudios (aunque eventualmente trabajé 25-40 horas por semana), y el que me hizo la segunda entrevista decidió darme una oportunidad. Me quedé en ese laboratorio durante 4 años, y él es, hasta el día de hoy, uno de los mentores más importantes que he encontrado en mi camino: el Dr. Edmund K. Waller. Así pues, mi mensaje para ti es: al inicio de tu carrera, solo necesitas a una persona que crea en ti. Si perseveras y sigues lo que te dictan el corazón y la intuición, inevitablemente aparecerá alguien en tu camino. Entonces, al igual que sucedió con la oportunidad que me dieron en el IRB Barcelona, ​​¡depende de ti aprovechar la oportunidad que se te ofrece y disfrutarla al máximo!