Pasar al contenido principal

Europa impulsa a dos jóvenes talentos del IRB Barcelona

10 Ene 22

Images

Participantes

Contact

Imagen
Press and Communications Officer
Tel.+34 93 40 37255

Las ayudas de inicio de carrera del ERC, concedidas a la Dra. Cristina Mayor-Ruiz y el Dr. Alejo Rodríguez-Fraticelli, apoyan a jefes de grupo jóvenes, financiando su investigación durante 5 años.

Los proyectos del IRB Barcelona respaldados por el Consejo Europeo de Investigación (ERC) están centrados en el desarrollo de fármacos degradadores y en la exploración de la memoria epigenética de las células madre.

El Consejo Europeo de Investigación (ERC en sus siglas en inglés) ha anunciado hoy la concesión de los proyectos ERC Starting Grants (subvenciones de inicio de carrera) a 397 jefes de laboratorio en toda Europa, 23 de ellos en España, de los cuales 13 en Cataluña. El Dr. Alejo Rodríguez-Fraticelli y la Dra. Cristina Mayor-Ruiz, recientemente incorporados al IRB Barcelona para fundar sus laboratorios en el Instituto, han sido dos de los beneficiarios de estas ayudas.

La presidenta del Consejo Europeo de Investigación, la Dra. Maria Leptin, subraya: “Permitir que los jóvenes talentos prosperen en Europa y persigan sus ideas más innovadoras: esta es la mejor inversión en nuestro futuro, sobre todo con la competencia en constante crecimiento a nivel mundial. Debemos confiar en los jóvenes y en sus conocimientos sobre qué áreas serán importantes mañana”.

“Es un verdadero honor recibir esta financiación. Se trata de un impulso increíble para un laboratorio que comienza, porque ofrece la estabilidad necesaria para poder centrarnos en hacer ciencia de frontera”, explica la Dra. Mayor-Ruiz.

“Obtener un respaldo de este tipo en el momento en que se inicia tu carrera como investigador independiente te permite embarcarte en proyectos a gran escala y dirigir nuestra investigación hacia un impacto del tipo que deja marcas en la historia de la ciencia”, añade el Dr. Rodríguez-Fraticelli.


Degradadores monovalentes: fármacos para la destrucción de proteínas con interés terapéutico

El proyecto TrickE3, que liderará la Dra. Cristina Mayor-Ruiz en el laboratorio de Targeted Protein Degradation and Drug Discovery, se centrará en el desarrollo y descubrimiento sistemático de un tipo muy novedoso de fármacos: los “degradadores monovalentes”. Estos fármacos están formados por una sola pieza, pero tienen un mecanismo de acción doble: se pueden unir a una proteína con interés terapéutico y, a su vez, reclutar a la maquinaria celular natural de degradación (las E3 ligasas) para eliminarla. Esta técnica permite destruir proteínas que antes se consideraban inaccesibles y proporciona así nuevos enfoques para tratar un amplio abanico de enfermedades. Los degradadores monovalentes tienen además propiedades fisicoquímicas muy deseables, lo que facilita su llegada al sector clínico.

A pesar del enorme potencial de este tipo de fármacos, los pocos que existen se han encontrado por casualidad, sin seguir una estrategia racional. El proyecto TrickE3 tiene el ambicioso objetivo de cambiar este paradigma y sistematizar tanto el diseño como el proceso de búsqueda de estos fármacos. Aunque son aplicables a muchas enfermedades, el proyecto se centrará en los degradadores útiles contra el cáncer de páncreas. “Esperamos que las metodologías que queremos implementar ayuden a generalizar la degradación de proteínas como estrategia terapéutica. El cáncer de páncreas es uno de los que tienen peor pronóstico y por eso será prioritario para nosotros”, explica la Dra. Mayor-Ruiz.

 

La diversidad de las células madre y su implicación en distintas patologías

Con el proyecto MemOriStem, el laboratorio de Quantitative Stem Cell Dynamics, que dirige el Dr. Alejo Rodríguez-Fraticelli, abordará la complejidad de la diversidad de las células madre. En concreto, tratará de dar respuesta a dos preguntas clave: ¿cómo se origina la diversidad de las células madre? y ¿qué implicaciones tiene esta diversidad en las enfermedades inflamatorias, el cáncer o los procesos como el envejecimiento?

El proyecto MemOriStem se centrará en el estudio de la hematopoyesis, el proceso que da lugar a la formación de las células de la sangre, entre las que se incluyen las células del sistema inmunitario, y que se relacionan con un elevado número de patologías. Estudios previos del investigador apuntan al establecimiento de diversas memorias epigenéticas que perduran en el tiempo y que determinan las características de las mismas células madre, así como de las células que se derivan de ellas.

“Entender cómo se genera la diversidad de las células madre y qué consecuencias tiene nos permitirá descifrar cómo podríamos manipular esta diversidad con objetivos terapéuticos. Supondrá, además, un salto importante en el campo de la biología celular sintética, con implicaciones tanto en la prevención como en el tratamiento de enfermedades”, explica el Dr. Rodríguez-Fraticelli.

 

La apuesta por el liderazgo joven del IRB Barcelona

El pasado año 2021 el IRB Barcelona puso en marcha tres nuevos laboratorios a cargo de tres nuevos jefes de grupo, en una apuesta clara por el talento joven. Además del Dr. Rodríguez-Fraticelli y la Dra. Mayor-Ruiz, también se ha incorporado la Dra. Direna Alonso-Curbelo al Instituto. La incorporación de los tres investigadores se enmarca en el compromiso del centro por reclutar talento con proyección de excelencia y ofrecer oportunidades de liderazgo a científicas y científicos jóvenes. El Dr. Rodríguez-Fraticelli y la Dra. Mayor-Ruiz reciben el apoyo de la Fundación “la Caixa” a través de las ayudas “la Caixa” Junior Leader.

 

Sobre el IRB Barcelona

Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. El objetivo del IRB Barcelona es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, en paralelo, potenciar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 27 laboratorios y ocho plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge alrededor de 400 trabajadores de más de 30 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona es un centro CERCA y es miembro del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST).