La Asociación Española Contra el Cáncer concede tres ayudas a investigadores del IRB Barcelona

El presidente de la AECC, Ignacio Muñoz, durante la ceremonia de entrega de las ayudas.
El presidente de la AECC, Ignacio Muñoz, durante la ceremonia de entrega de las ayudas.

Salvador Aznar-Benitah ha recibido una ayuda dentro de la categoría Proyectos AECC.

Se han concedido dos becas postdoctorales a las investigadoras Magdolna Djurec y Erika López Arribillag.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Investigación en Cánce r(WCRD, por sus siglas en ingles), que se celebra cada año el 24 de septiembre, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha anunciado los proyectos científicos e investigadores a los que concederá ayuda financiera durante los próximos años, entre los que se encuentra un proyecto y dos investigadoras del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona).

Salvador Aznar-Benitah, jefe del Laboratorio de Células Madre y Cáncer del IRB Barcelona, se encuentra entre los beneficiarios de las ayudas otorgadas por la AECC, dentro de la categoría Proyectos AECC. El proyecto, que recibirá financiación durante los próximos 3 años, busca intentar entender por qué las células metastásicas necesitan de las grasas saturadas para poder invadir y colonizar otros órganos.

Las investigadoras postdoctorales Magdolna Djurec Erika López Arribillaga, del Laboratorio de Células Madre y Cáncer y el Laboratorio de Genómica Biomédica respectivamente, también han recibido una Beca Postdoctoral AECC, de una duración total de 4 años.

Al igual que Aznar-Benitah, Djurec también estudia el papel que juegan las grasas saturadas durante la metástasis. “Comprender cómo ciertas grasas promueven la metástasis nos dará la oportunidad de desarrollar nuevas herramientas terapéuticas para prevenir e inhibir la colonización metastásica”, indica la investigadora.

El proyecto de López Arribillaga propone estudiar el efecto que tienen sobre el genoma de células de cáncer colorrectal algunos agentes utilizados en quimioterapia y crear un “mapa de daño y reparación”. La investigadora comenta que “esto nos permitirá explorar nuevos mecanismos de resistencia a la quimioterapia, así como abordar posibles terapias personalizadas”.

La lucha contra el cáncer es uno de los principales retos a los que nos enfrentamos. Actualmente la tasa de curación se sitúa en un 53% y el objetivo es alcanzar el 70% de supervivencia media a cinco años para el 2030. Para conseguirlo, la AECC volvió a pedir un Plan Nacional de Investigación en Cáncer.