Manuel Serrano despliega su ciencia pionera en medicina regenerativa en el IRB Barcelona

Manuel Serrano, líder del laboratorio de Plasticidad Celular y Enfermedad en el IRB Barcelona.

El reputado científico llega al Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) tras 13 años en el CNIO, con el impulso de la Fundación Bancaria “la Caixa” e ICREA de la Generalitat de Catalunya. 

Manuel Serrano estudiará cómo se reparan los tejidos dañados y buscará terapias basadas en medicina regenerativa para la diabetes y otras patologías.

Esta mañana, el científico Manuel Serrano; el director del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) Joan J. Guinovart; Jordi Portabella, director del Área de Investigación y Conocimiento de la Fundación Bancaria “la Caixa”; y Antonio Huerta, director de Ia Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats (ICREA), han presentado los retos en medicina regenerativa que afrontará Serrano desde su nuevo laboratorio Plasticidad celular y enfermedad, de 200 metros cuadrados, en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona).

Manuel Serrano (Madrid, 1964)  llega al IRB Barcelona con un contrato de Profesor de Investigación ICREA de la Generalitat de Catalunya y el apoyo económico de la Fundación Bancaria “la Caixa” que impulsará las investigaciones de su laboratorio, compuesto por 14 investigadores. “Unos apoyos públicos y privados que son fundamentales para imprimir un salto cualitativo a la investigación de nuestro grupo”, ha declarado Serrano en rueda de prensa en las instalaciones del IRB Barcelona, en el Parque Científico de Barcelona.

Jordi Portabella ha manifestado que “una de nuestras prioridades es impulsar el talento de investigadores sénior, poniendo a su disposición lo que precisen para desarrollar todo su potencial y proyectos de excelencia en los centros de nuestro país, promoviendo investigaciones en la frontera del conocimiento y con un elevado potencial de beneficios para la sociedad”. Por su parte, Antonio Huerta ha señalado que “ICREA es una institución de la Generalitat de Catalunya cuyo objetivo es la atracción de talento hacia nuestro sistema de investigación. Cada año inyecta excepcionales investigadores e investigadoras en las mejores universidades y centros de investigación. Se trata de un modelo colaborativo que lleva 15 años funcionando, y que ha hecho posible esta incorporación”.

Joan J. Guinovart ha declarado que “en el IRB tenemos un gran equipo científico que ahora se refuerza con la incorporación de otro crack”, y ha recordado que “la investigación de calidad sólo es posible sumando recursos competitivos y filantrópicos”.

Tras 13 años en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), “al que le debo mi madurez científica y donde he tenido una libertad que ha dado buenos frutos”, Serrano ha explicado que su interés “ha ido virando del cáncer hacia la reparación de tejidos y la reprogramación celular”, áreas vinculadas a muchas disciplinas, “y el contexto multidisciplinar del IRB Barcelona es una ventaja para establecer nuevas colaboraciones. Cambiar de centro, de ciudad y de entorno científico es también una reprogramación para mi que sin duda me resultará muy enriquecedora”.

Reprogramación, reparación, regeneración

Un proceso de reparación defectuoso está en la base de muchas enfermedades como, por ejemplo, el cáncer, y en envejecimiento celular. La investigación del laboratorio de Serrano tratará de dilucidar cómo se repara un tejido cuando sufre un daño y la conexión entre reprogramación celular y reparación. “Es una área muy poco conocida en la cual tenemos una ventaja que queremos aprovechar”, asegura el investigador. Serrano presentó en 2013 un hito científico en la revista Nature logrando por primera vez reprogramar células en el interior de un organismo vivo, y en 2016 publicó en Science que el daño tisular es un factor relevante para que las células retrocedan a un estado similar al embrionario. Ambas investigaciones, junto a otros avances anteriores en oncología le han consagrado como una de las principales autoridades mundiales en biomedicina.

Las células de pulmón, mama, páncreas o de cualquier otro tejido, están muy especializadas. Para reparar un daño, primero tienen que desespecializarse, reprogramando su genoma -apagando unos genes y encendiendo otros- de manera que esa célula deje de hacer lo que hacía para convertirse en otro tipo de célula más versátil que pueda reparar el daño. A nosotros y a otros científicos nos intriga mucho ese estado intermedio de desespecialización”, indica Serrano. “Realmente en medicina, el objetivo no es llegar a la reprogramación embrionaria (las células embrionarias pueden dar lugar a cualquier tipo celular) porque no es necesaria, sino a una reprogramación parcial desde donde se pueda controlar la reparación”, describe.

Diabetes y fibrosis pulmonar

En concreto, Serrano y su equipo están trabajando en dos enfermedades específicas para lograr avances en medicina regenerativa. Se trata de dos patologías con situaciones muy diferentes. Una es la fibrosis pulmonar, una dolencia rara, degenerativa y sin cura, y la otra es la diabetes, de alta incidencia y con tratamientos crónicos a disposición. “El objetivo en diabetes es que el páncreas, que tiene dañadas las células que producen insulina, pueda generar esas células de nuevo”, detalla.

La fibrosis pulmonar es una patología en la que el pulmón acumula células dañadas (senescentes) que no han sido eliminadas ni reemplazadas por células funcionales. “Estamos intentando eliminar esas células dañadas para ver si reactivamos la reparación del tejido”, explica.

Primera spin off

Es precisamente en fibrosis pulmonar donde se ha dado un paso adelante para llevar sus descubrimientos hasta los pacientes. En paralelo al establecimiento del laboratorio, Manuel Serrano es cofundador junto a otras tres personas de su primera empresa biotecnológica, localizada actualmente en la misma sede que el IRB Barcelona, el Parque Científico de Barcelona.

La spin off Senolytic Therapeutics probará en un futuro ensayo clínico un fármaco -desarrollado y patentado por el equipo promotor- que selectivamente mata a las células dañadas del pulmón y mejora la fibrosis pulmonar. En ratones, los fármacos candidatos funcionan. “Para una enfermedad rara y para la que no hay terapias eficaces, una mejora, incluso si es pequeña, ya es un gran éxito porque puede suponer un cambio sustancial en la calidad de vida de los enfermos”, explica el investigador. “Además iremos generando nuevos compuestos para la fibrosis pulmonar y otras enfermedades similares”, avanza.

Para Serrano, Barcelona es un nodo principal de Europa en biomedicina. “Centros de investigación flexibles y dinámicos y un programa ICREA de atracción de talento basado en la competencia, el mérito científico y la creatividad, creo que han sido dos instrumentos clave para la ciencia en Cataluña. Si le sumamos el apoyo creciente de fundaciones privadas como “la Caixa”, el impulso será todavía mayor”. Con el grupo de Manuel Serrano, el IRB Barcelona cuenta a día de hoy con 25 laboratorios, tres establecidos en los últimos seis meses. 

Más información: ENTREVISTA. Manuel Serrano: “Cambiar de centro y entorno es una reprogramación”

 

Breve biografía de Manuel Serrano

El Dr. Manuel Serrano realizó su doctorado bajo la supervisión de Margarita Salas (CBM-CSIC, Madrid) y una estancia postdoctoral con David Beach (Laboratorio Cold Spring Harbor, NY, EE.UU.) de 1992 a 1996. Durante este tiempo, hizo una de sus contribuciones más importantes, el descubrimiento del supresor tumoral p16. El Dr. Serrano estableció su propio grupo de investigación en 1997, primero en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC, Madrid) y de 2003 a mayo de 2017 en el CNIO (Madrid).

Las principales aportaciones del laboratorio del Dr. Serrano durante estos años están relacionadas con el concepto de senescencia inducida por oncogenes y la actividad antienvejecimiento de los supresores de tumores. Más recientemente, su grupo ha informado sobre la relevancia de los supresores de tumores en el síndrome metabólico, la existencia de senescencia durante el desarrollo embrionario y la viabilidad de la reprogramación embrionaria dentro de organismos vivos adultos (este último fue considerado "Logro del Año 2013" en el área de células madre por Nature Medicine).

El historial del Dr. Serrano ha sido reconocido por varios premios y distinciones: el FEBS Anniversary Prize, otorgado por la Federación de Sociedades Europeas de Bioquímica (FEBS); el Premio Nacional de Oncología, otorgado por la Fundación Echevarne; el Premio Nacional de Investigación Biomédica, otorgado por la Fundación Banco Sabadell; el premio Fundación Carmen y Severo Ochoa; y el de la Fundación Francisco Cobos. Es miembro de la Organización Europea de Biología Molecular (EMBO), la Real Academia Nacional de Medicina de España y la Academia Europea de Ciencias del Cáncer, así como miembro del consejo editorial de varias revistas científicas internacionales.

En cuanto a financiación reciente destacada del grupo del Dr. Serrano, se incluyen dos ERC Advanced Grants consecutivas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) y la participación en subvenciones de la UE dentro del 7º Programa Marco.

 

 

Sobre el IRB Barcelona
Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. Su objetivo es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, al mismo tiempo, cuidar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 25 laboratorios y siete plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge a 400 trabajadores de 32 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona forma parte del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) y la red de Centros de Investigación de Catalunya (CERCA).