Un conocido gen supresor de tumores es también esencial para el desarrollo controlado por hormonas, la regeneración de tejidos y la respuesta al estrés

Células traqueales de larvas de Drosophila, destinadas a formar las estructuras tisulares adultas (Giannios, IRB Barcelona)
Células traqueales de larvas de Drosophila, destinadas a formar las estructuras tisulares adultas (Giannios, IRB Barcelona)

Experimentos realizados en la mosca Drosophila han permitido identificar que el gen headcase (hdc) es fundamental para las células progenitoras adultas, permitiéndoles realizar la metamorfosis y dar lugar a estructuras tisulares adultas.

El estudio del laboratorio de Desarrollo y Morfogénesis en Drosophila del IRB Barcelona se ha publicado en PLOS Genetics.

Las células progenitoras adultas están presentes en la mosca Drosophila ya en su fase de larva. Estas células son las únicas que se mantienen a lo largo del desarrollo, y son las responsables de dar lugar a los tejidos y órganos adultos. Dirigido por Jordi Casanova (también investigador del IBMB-CSIC), el laboratorio de Desarrollo y Morfogénesis en Drosophila del IRB Barcelona ha identificado el gen headcase (hdc) como responsable de las características únicas de estas células progenitoras adultas.

"En nuestro estudio, mediante el uso de potentes herramientas genéticas disponibles en Drosophila, pudimos demostrar que este gen regula el desarrollo del organismo, incluyendo las etapas de metamorfosis, controlando el crecimiento, la proliferación, la supervivencia y la resistencia al estrés de las células progenitoras adultas", explica Casanova.

El gen headcase es homólogo al gen humano HECA, y desempeña un papel crucial en el cáncer, actuando como supresor tumoral en ambos organismos, ya que ralentiza el ciclo celular.

 

La relación entre el estrés y el cáncer

Además de identificar headcase como un gen esencial para las células progenitoras adultas, los investigadores dirigidos por Casanova también han caracterizado sus mecanismos de acción. Además de su participación en el control del crecimiento estimulado por hormonas, este gen también está implicado en la respuesta al estrés y mantiene un equilibrio entre estos dos procesos.

"El hallazgo de que el gen headcase confiere protección contra el estrés abre una nueva vía a explorar en relación con el papel del HECA humano, ya que podría actuar también como protector contra el estrés y su ausencia podría inducir condiciones de estrés que favorezcan el inicio y la progresión del cáncer", afirma Panagiotis Giannios, investigador postdoctoral y primer autor del trabajo.

 

Este trabajo ha recibido el apoyo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades
(MICIN) del Gobierno de España y su Programa Severo Ochoa, y por la Generalitat de Catalunya y su Programa CERCA.

 

Artículo de referencia:
Panagiotis Giannios & Jordi Casanova
Systemic and local effect of the Drosophila headcase gene and its role in stress protection of Adult Progenitor Cells
PLOS Genetics (2021) DOI: 10.1371/journal.pgen.1009362