Pasar al contenido principal

Identificados los genes que generan resistencia al tratamiento en el hongo patógeno Candida

25 Oct 21

Images

Participantes

Contact

Imagen
Press and Communications Officer
Tel.+34 93 40 37255

La resistencia a los fármacos es un problema creciente en las infecciones fúngicas.

El trabajo se ha publicado en la revista Current Biology.

Se estima que el 80% de las mujeres sufrirá una candidiasis vaginal al menos una vez en su vida. Además de las infecciones superficiales, que pueden ser orales o vaginales y no suelen tener un pronóstico grave, los hongos del género Candida pueden causar enfermedades sistémicas en personas inmunodeprimidas, que son mortales en un 40% de los casos. Existen fármacos para tratar estas patologías, pero los médicos se encuentran cada vez más con variedades de hongos que se han hecho resistentes a los tratamientos, lo que convierte la infección por cándidas en un grave problema de salud global.

Científicos liderados por el Dr. Toni Gabaldón, investigador ICREA y jefe de grupo en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y el Barcelona Supercomputing Center (BSC) han estudiado los mecanismos de resistencia que desarrolla la especie Candida glabrata al estar expuesta a distintos fármacos y han identificado ocho genes responsables que, al mutarse, permiten al hongo adaptarse y sobrevivir al tratamiento. La mitad de estos genes eno eran conocidos como posibles genes que confirieran resistencia farmacológica, hasta ahora.

“Lo interesante de este trabajo es que, haber identificado estos ocho genes, permite diagnosticar con un test genético las posibles resistencias a fármacos existentes en la infección de un paciente concreto y, por lo tanto, ayudar a elegir el mejor tratamiento”, explica el Dr. Gabaldón jefe del laboratorio de Genómica Comparativa en el IRB Barcelona.


Proceso evolutivo de incorporación de mecanismos de resistencia

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores cultivaron en el laboratorio poblaciones independientes del hongo Candida glabrata y les administraron una variedad de fármacos disponibles en el mercado, que tienen mecanismos de acción diferentes. Después analizaron las resistencias que habían desarrollado y analizaron el genoma de las distintas poblaciones, para correlacionar los mecanismos con las diferencias genéticas.

Las cepas que se han generado en este trabajo y que combinan resistencias a varios fármacos pueden servir de modelo de estudio en la búsqueda de nuevos tratamientos.


Fenómenos de resistencia cruzada

Además de resistencia al tratamiento sometido, los investigadores observaron que la exposición a un fármaco (el fluconazol) originó también resistencia a otro tipo de fármaco (la equinocandina) en un 50% de los casos, aunque esas poblaciones nunca habían sido expuestas al segundo fármaco.

“Este fenómeno se conoce como resistencia cruzada y, en este sentido, nuestros descubrimientos deben conducir a una adecuación de las pautas de tratamiento para evitar favorecer la aparición de multiresistencias”, concluye el Dr. Gabaldón.


El laboratorio que dirige el Dr. Gabaldón, ha recibido el apoyo de la Fundación la Caixa para iniciar un proyecto relacionado con estos hallazgos y que busca mejorar el diagnóstico de las candidiasis y diseñar nuevas terapias mediante la búsqueda de patrones de infección y adaptación a fármacos de las diferentes especies de cándidas.


El trabajo es una colaboración con el Dr. Christoph Schüller, de la Universidad BOKU de Viena (Austria) y ha recibido financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España y la Fundación “la Caixa”.


Artículo relacionado:
Narrow mutational signatures drive acquisition of multidrug resistance in the fungal pathogen Candida glabrata
Ewa Ksiezopolska, Miquel Àngel Schikora-Tamarit, Reinhard Beyer, Juan Carlos Nunez-Rodriguez, Christoph Schüller & Toni Gabaldón
Current Biology (2021) DOI: 10.1016/j.cub.2021.09.084

 

Sobre el IRB Barcelona

Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. El objetivo del IRB Barcelona es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, en paralelo, potenciar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 27 laboratorios y ocho plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge alrededor de 400 trabajadores de más de 30 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona es un centro CERCA y es miembro del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST).