Pasar al contenido principal

La inestabilidad de los centríolos podría contribuir a algunos casos de microcefalia

2 Nov 21

Images

Participantes

Contact

Imagen
Communication Officer
Tel.+34 93 40 37255

Investigadores del IRB Barcelona identifican el complejo del anillo de γ-tubulina (o γTurc) como responsable de aportar estabilidad a los centriolos.

Publicado en Nature Communications, este estudio ofrece una nueva perspectiva sobre diversas enfermedades humanas relacionadas con el mal funcionamiento o la malformación del citoesqueleto y el centriolo.

Los centriolos son unas estructuras cilíndricas que intervienen en la generación de los microtúbulos, unas fibras que se encuentran en el interior de las células y que forman una red que aporta estructura y forma a las células y media en los procesos de transporte celular. Además, los centriolos son necesarios para construir los cilios, unas extensiones en la superficie celular que guardan similitud con los cabellos y que permiten que las células puedan recibir y emitir señales al exterior.

Investigadores del laboratorio de Organización de Microtúbulos del IRB Barcelona, dirigido por el Dr. Jens Lüders, han identificado una función de γTuRC que es crucial para la estabilización de los centriolos. También han identificado una forma de microcefalia en la que esta novedosa función de γTuRC podría verse alterada. Se sabía que γTuRC guardaba alguna relación con los centriolos, actuando como iniciador de la formación de los microtúbulos, pero hasta ahora se desconocía esta nueva función estabilizadora.

Dado que los microtúbulos son fundamentales para la función de la célula, no sorprende que su mal funcionamiento se asocie a una amplia variedad de enfermedades humanas. “Nuestros hallazgos sugieren que las patologías vinculadas a defectos en γTuRC o en su localización, como ciertas formas de escoliosis adolescente y trastornos oftalmológicos, así como en la infertilidad masculina, pueden implicar no solo defectos en la generación de microtúbulos, sino también en la estabilidad de los centriolos. Esperamos que esta nueva perspectiva nos lleve a una comprensión más profunda de estas enfermedades”, explica el Dr. Lüders.


Revelando el complejo γTurc

γTurc es un complejo de proteínas que fue descubierto hace más de 25 años, y que ha generado mucho interés debido a su papel esencial en la formación de microtúbulos. Sin embargo, su compleja estructura, que el grupo del Dr. Lüders pudo identificar el año pasado en una colaboración con el grupo del Dr. Llorca en el CNIO (Madrid), ha dificultado la obtención de una descripción detallada de su comportamiento y funciones.

“Tuvimos que combinar ensayos funcionales con microscopía de expansión y microscopía superresolución para localizar γTuRC en los cultivos de células humanas dentro de los cilindros del centriolo y ver cómo actúa como estabilizador del centriolo, independientemente de su función en la generación de microtúbulos”, señala la Dra. Nina Schweizer, primera autora del trabajo y ex investigadora postdoctoral del IRB Barcelona.

Este trabajo se ha realizado en colaboración con el laboratorio del Dr. Andreas Merdes en el Centre de Biologie Intégrative, CNRS-Université Toulouse III (Toulouse, Francia). El trabajo del laboratorio del Dr. Lüders ha sido financiado por las becas postdoctorales de la Dra. Nina Schweizer (Comisión Europea y EMBO), el Ministerio de Ciencia e Innovación de España y la Generalitat de Catalunya.

 

Related article:
Sub-centrosomal mapping identifies augmin-γTuRC as part of a centriole-stabilizing scaffold
Nina Schweizer, Laurence Haren, Ilaria Dutto, Ricardo Viais, Cristina Lacasa, Andreas Merdes & Jens Lüders
Nature Communications (2021) DOI: 10.1038/s41467-021-26252-5

Sobre el IRB Barcelona

Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. El objetivo del IRB Barcelona es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, en paralelo, potenciar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 27 laboratorios y ocho plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge alrededor de 400 trabajadores de más de 30 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona es un centro CERCA y es miembro del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST).