Un estudio pone en duda la validez de una diana antiinflamatoria


Investigadores del IRB Barcelona participan en un trabajo de la Universidad de Harvard publicado en Nature Immunology

Un trabajo liderado por investigadores de la Universidad de Harvard, en colaboración con científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), pone en duda los posibles efectos terapéuticos de los inhibidores de la proteína kinasa p38alpha en procesos inflamatorios. El estudio sobre modelos de inflamación realizado en células de la piel, ha puesto de relieve que esta molécula tiene una función inflamatoria distinta dependiendo del agente que causa la inflamación y según el tipo de célula en el que se encuentra. La revista Nature Immunology ha avanzado los resultados del estudio en su última edición digital.

Antonio Celada: "La proteína kinasa p38alpha participa tanto en la fase proinflamatoria como en la antiinflamatoria, así que deberán buscarse nuevas propuestas de dianas que sirvan para tratar la inflamación"

El coautor del trabajo, Antonio Celada, jefe de grupo en Biología del Macrófago del IRB Barcelona y profesor de la Universidad de Barcelona, explica que “la proteína kinasa p38alpha participa tanto en la fase proinflamatoria como en la antiinflamatoria, así que deberán buscarse nuevas propuestas de dianas que sirvan para curar la inflamación”.

La inflamación es el tipo de respuesta del sistema inmunitario frente a cualquier agente extraño como agentes infecciosos, traumatismos, daños físicos causados por los rayos ultravioleta, agentes químicos, etcétera.  El proceso inflamatorio tiene una fase proinflamatoria o destructiva, por ejemplo para eliminar gérmenes, y otra fase antiinflamatoria o constructiva, donde se produce la cicatrización. En casos descontrolados, la inflamación puede ser crónica y conducir a enfermedades graves como la artritis reumatoide, la psoriasis, la esclerosis múltiple, distintas enfermedades cardiovasculares,  e incluso promover el cáncer o la diabetes.

Existen numerosas células que están implicadas en el proceso inflamatorio que deben activarse para desarrollar sus funciones. La activación se produce por una serie de moléculas que interaccionan con determinados receptores de la superficie celular, dando lugar a la expresión o represión de genes que determinarán la función de cada célula. La molécula kinasa p38alpha es una de las moléculas implicadas en la señalización, siendo la responsable de activar un importante mecanismo de regulación de una serie de proteínas, denominado fosforilación.  

El trabajo colaborativo entre los grupos de Antonio Celada del IRB Barcelona y Jin Mo Park de Harvard ha dado lugar a otros resultados de investigación sobre el proceso inflamatorio. El trabajo anterior “Selective roles of MAPKs during the macrophage response to IFN-gamma” de Valledor A.F., Sanchez-Tillo E., Arpa L., Park J.M., Caelles C., LLoberas &  Celada A, se publicó este mismo año en el Journal of Immunology de la Asociación Americana de Inmunología.

Artículo de referencia:
The kinase p38a serves cell type–specific inflammatory functions in skin injury and coordinates pro- and anti-inflammatory gene expression
Chun Kim, Yasuyo Sano, Kristina Todorova, Bradley A Carlson, Luis Arpa, Antonio Celada, Toby Lawrence, Kinya Otsu, Janice L Brissette, J Simon C Arthur & Jin Mo Park
Nature Immunology, 2008 (doi: 10.1038/ni.1640)